El jockey fantasma

Descripción

En un principio la condesa era un hipódromo, donde se cuenta que un jinete que no podía ganar hiso un trato con el diablo. Por el trato hecho el diablo lo condeno a cabalgar por siempre.

jockey-fantasmaRelato

Se cuenta que por las noches, cuando las calles de la colonia Condesa se encuentran desiertas, se escucha a un jinete cabalgar. Pocos han llegado a escucharlo y aún menos quienes han logrado verlo. Este jinete corre sin descanso por las calles pues quien lo viene persiguiendo es el mismísimo Diablo.

Nadie recuerda el nombre del desafortunado jinete, pero se sabe que era un acaudalado joven que vivió en la época del Porfiriato, a quién le gustaba correr en el Hipódromo que en ese entonces se ubicaba en la colonia Condesa. Su desgracia era que como nunca ganaba una carrera, era objeto de burlas de sus familiares y amigos.

Cuenta la leyenda que un día antes de una carrera, el Diablo se le acercó para proponerle un trato: “Ganarás la carrera, pero al bajar del caballo, tu alma será mía”.

El joven irreflexivamente aceptó el trato. El Diablo, para asegurarse de que el jinete cumpliera su parte, cabalgaría detrás con ojo vigilante. Ese día, el jinete corrió por la pista como nadie lo había hecho nunca. Al llegar a la meta, volteó la vista y pudo ver la verdadera faz del Ser a quien había entregado su alma. Aterrorizado al saber lo que le esperaba, decidió seguir cabalgando y no detenerse nunca para que el Diablo no lo alcance.