El puente de Alvarado

Descripción

Se comenta que durante la época de la conquista, Don Pedro de Alvarado huía de los Aztecas y se encontró con un río. Mientras sus tropas peleaban por sus vidas, Don Pedro de Alvarado saltó y cruzando el río dejó a sus hombres a su suerte, prometiéndoles que regresaría por ellos con refuerzos.

puente-alvaradoRelato

Fue durante una obscura noche que me encontraba manejando por la ciudad, que por alguna extraña razón, el radio de mi coche comenzó a fallar. Las baladas que venía escuchando fueron interrumpidas por una estática terrible que invadió el interior de mi vehículo. Mientras intentaba arreglarlo, por un momento, pude distinguir entre el ruido lo que parecía gritos de desesperación llamando a un hombre: “Pedro”. Sin embargo, a los pocos segundos, todo volvió a la normalidad.

Tiempo después, justo en el mismo lugar, me percaté de que algo muy similar pasaba cada que hacia ese recorrido: estática, ruido, gritos de desesperación y conforme avanzaba, nada; todo volvía a ser normal.

Una noche, cuando nuevamente pasó el acontecimiento, decidí estacionarme y ver si podía escuchar algo más claro. Para mi sorpresa, así fue, un grupo de personas hablaban de una batalla feroz y que no podían escapar. Al parecer, la persona al mando prometió regresar por ellos.

Súbitamente ellos dejaron de hablar y dijeron: “¡alguien nos escucha!” En ese momento sentí un nerviosismo tremendo recorriendo mi ser y por primera ocasión me sentí observado, ahora no sólo podía escucharlos, también sabía que algo estaba cercando mi coche.

Al encender mi auto y comenzar mi camino, pude ver figuras blancas, una clase de espectros humanoides que rodearon mi coche. Parecía que no podían verme y simplemente salí a toda velocidad de ahí. Desde entonces, cada que paso por ese lugar prefiero apagar mi radio.