La casa del diseñador

Descripción

Se cree que esta casa nunca deja ir a quien habito en ella. Una familia de mazahuas vivió en ella por largo tiempo y se menciona que durante las noches se escuchan las almas prisioneras de la casa.

casa-disenadorRelato

La casa de mis sueños esta callada y triste.

Esperaba con ansia tu llamada a mi puerta.

Más volaron las horas y aún la espera subsiste.

Y pasaron los años y aún se encuentra desierta.

José Luis Requena.

Hay lugares donde la tristeza se convierte en dolor; donde el dolor se convierte en ira y donde el tiempo se convierte en soledad.

Desde hace mucho tiempo, la Casa del Diseñador es visitada por las noches por la sombra de quien hace mucho tiempo, fue su dueño. Muchos mencionan que el espectro que recorre la casa en ruinas, es el mismo José Luis Requena, que se lamenta al ver en qué se ha convertido el hogar que construyó con tanto esfuerzo. Pero muchos otros creen que es la misma casa, la cual tomó  vida, después de que ahí se realizaron rituales de magia negra la que lo tiene prisionero.

Muy pocos recuerdan con tristeza, la caída de la Casa Requena en el 2005 y aún menos, los que saben que mientras estuvo abandonada, poco antes de su destrucción, fue habitada por un grupo de Mazahuas.

Algunos mencionan que estos habitantes clandestinos, fueron visitados varias veces por el fantasma de José Luis Requena y que esto los llevó a realizar un ritual especial para ahuyentarlo y deshacerse de él. Sin embargo, el ritual tuvo una inesperada conclusión. La misma casa fue poseída por la ira y alimentándose de los antiguos recuerdos y vivencias, transformó su coraje en destrucción, por lo que los invasores decidieron abandonarla.

También se dice que fue tanta la tristeza de esta casa al sentirse abandonada, que decidió mantener presa para siempre el alma de José Luis.

Se rumora que la fuerza de la casa es tan grande, que en ocasiones atrae a algún alma que no encuentra su camino al más allá y la mantiene encerrada en su interior, para de este modo, recrear los tiempos en que era un lugar lleno de vida.